▷ Bebés y Perros - 【 BENEFICIOS DE LAS MASCOTAS EN CASA 】 Saltar al contenido

Bebés y Perros

Con la llegada de un pequeño bebé, la emoción embarga a los padres. Claro, el bebé viene acompañado con una larga lista de cambios, aun más sin ya se tiene un perro. Pues Bebés y perros, es una relación para cuidar.

En ese momento se empieza evaluar las posibilidades de que la mascota se quede o se vaya. Entonces, es bueno conocer los beneficios que acarrea tener un can para el bebé.

[kkstarratings]

Beneficios de la relación entre bebés y  perros

Son muchas las razones por lo que tener perros y bebés es beneficioso. Los perros notan los cambios que la madre experimenta desde el principio, y empezará a brindarle una mayor protección a la madre.
Los perros se pueden convertir en guardianes de los pequeñines, mientras que los niños desarrollan un aprecio especial por sus compañeros caninos.

Estudios científicos han demostrado que vivir con mascotas puede ayudar a tratar la hiperactividad, mejorar la autoestima y refuerzan considerablemnte el sistema inmunológico.
Como es obvio, el perro y el bebé se brindarán compañía mutuamente; además que los niños aprenden a desarrollar confianza, compasión, fidelidad y amor por los animales.

Como una característica común de los perros, son protectores por excelencia; desplegando todo ese potencial a favor de los bebés.
Cuando el niño vaya creciendo, se le puede hacer partícipe de las actividades de aseo y cuidado del perro; promoviendo el espíritu de responsabilidad del pequeño.

La relación del perro con los más chicos, los ayuda con la sociabilización. Los peludos son los primeros amigos de la infancia y preparan el camino para que el niño sepa cómo relacionarse con otros pequeños y el resto de las personas.

Algunas actividades que pueden realizar los niños con sus perros

Por supuesto siempre deben estar bajo la supervisión de adultos.
Acariciarlos, llevarlos a pasear, abrazarlos, cepillarlos, bañarlos, jugar con ellos. Igualmente, tener la responsabilidad de suministrarle agua y comida, verificar que su cama esté limpia.

Lo que no se le debe permitir al niño hacerle a su perro, es cortarle las uñas, el pelo, limpiarle las orejas, darle de su propia comida con su propio cubierto. Tanto se le debe permitir que le pegue, le muerda, molestarlo mientras bebé o come, mucho menos que juegue con la comida o agua del perro.

Es indispensable instaurar límites claro desde un principio, para que el niño aprenda que el perro es un compañero y no un juguete.

La relación entre el perro y el bebé

Para que la relación de  los bebés y perros funcione bien, además de establecer límites es básico tomar otras acciones elementales.
Conviene que la mascota asocie la llegada del bebé como algo bueno para él, es bueno apartar tiempo para atender al perro y no solamente cuando el bebé duerme.

Acostumbrar al canino a los sonidos que hace el bebé y a los movimientos bruscos que el pequeño hace. Consiste en acostumbrar a la mascota a ser manipulados, pero progresivamente.
Una forma de lograrlo es, practicar diariamente a que tras una manipulación del perro por el bebé, el animal sea premiado; así asociará la manipulación con el premio. Enseñarle al perro a alejarse cuando sea necesario.

Como habrás leído, la relación perros y bebés es muy beneficiosa para el desarrollo de los más chicos. Los perros son protectores por naturaleza y ven a la familia a la que pertenecen como su propia manada a la que sienten el deseo de cuidar y hacer feliz y esto lo harán con cada miembro nuevo que llegue a la familia. Así que si estás debatiéndote entre la idea de si es bueno o no tener un perro para tu bebé, nuestra respuesta es que sí lo es.

GRACIAS INMODOG -Primera Inmobiliaria Pet Friendly Uruguay,  por este informe tan interesante sobre la relación de los bebés y perros.