Saltar al contenido

Frasco del Aburrimiento. Un recurso para gestionar el aburrimiento

Los niños/as de esta época se aburren. Están tan acostumbrados a pasar horas y horas enfrente del televisor, tablets o teléfonos que cuando se ven sin ellos no saben que hacer.

[kkstarratings]

 

Ahí comienza nuestra tortura “mamá me aburro”, papá vení conmigo” o el típico “no se que hacer”

Padres no se preocupen! No están solos! Somos muchos a los que nos pasan estas cosas.  

A través de este artículo comentaremos una experiencia que creemos enriquecedora y ayudará a que nuestro hijo/a no tenga tiempo de aburrirse: el frasco del aburrimiento.

Una de las causas del aburrimiento es la falta de concentración,  por lo que se distraen con rapidez, pierden el interés y necesitan cambiar de actividad. 

✅ Acabemos con el aburrimiento

 

Primeramente transmitirles que el aburrimiento también tiene sus beneficios. Según estudios de diferentes Universidades el aburrimiento potencia la capacidad creativa de los niños. Además,  los ayuda a explorar otras áreas de conocimiento, potenciando así su aprendizaje.

Lo que intentamos con esta propuesta es gestionar el aburrimiento y el frasco del aburrimiento es un buen recurso para ello.

Qué es el tarro del aburrimiento?

Como decíamos, el frasco contra el aburrimiento es una técnica muy fácil de realizar para gestionar el aburrimiento de nuestros hijos/as.

Es simplemente un frasco que podemos decorar como más nos guste. Luego colocaremos  papelitos con diversas actividades que puede realizar el niño/a cuando esta aburrido/a.

 

✅ Manos a la obra

Lo más importante del frasco del aburrimiento es que el niño/a participe 100% de la creación del mismo. Por tanto, luego de explicar la experiencia a nuestro hijo, tenemos que conseguir un frasco adecuado, que puede ser de plástico o de cristal, y dejar que lo decore como más le guste.

Es el niño quien piensa las actividades que se colocarán en el frasco del aburrimiento. Sin dudas podemos aportar ideas pero son ellos quienes deben disponer de momentos para pensar las propuestas según sus intereses y motivaciones.

✅ Cuando se aburre…

El momento en que el niño se aburre y no sabe que hacer, es el momento justo para utilizar el frasco contra el aburrimiento.

Le propondremos que escoja un papelito y tendrá que realizar la tarea asignada. En este sentido, es importante que para todas las ideas, propuestas que estén en el frasco, tengamos los materiales necesarios disponibles.

✅ Actividades para llenar el frasco del aburrimiento

 

  1. Aprender a atarse los cordones
  2. Pintar mandalas
  3. Poner música divertida y bailar
  4. Hacer un recorrido  de obstáculos por la casa o el jardín
  5. Crear maceteros con botellas decorarlos y plantar una plantita
  6. Construir una casa con sábanas
  7. Hacer un dibujo a cada miembro de la familia
  8. Leer cuentos
  9. Escribir una historia
  10. Recortar imágenes de revistas y hacer un collage
  11. Jugar con masa
  12. Hacer construcciones
  13. Hacer títeres con medias
  14. Escribir un libro de chistes
  15. Juego de mesa
  16. Ordenar y organizar la habitación
  17. Hacer galletas
  18. Ordenar el ropero
  19. Jugar con los legos
  20.  Hacer un collar con fideos
  21. Jugar a la pelota en el jardín
  22. Pintar piedras
  23. Hacer un puzzle
  24. Crear figuras con cerámica
  25.  Pasear al perro
  26. Ayudar a mamá o papá con lo que me pida durante 15 minutos
  27. Agregar 5 ideas más al frasco del aburrimiento